Aunque parezca que solo usas la vista, brazos y manos, todo el cuerpo, desde los pies a la cabeza, requieren protección.

Es importante que garantices tu seguridad y la de todos los trabajadores, por ello elegir los artículos apropiados requiere no sólo del renombre de una marca. Existen aspectos, como el cumplimiento de normativas y los beneficios inmediatos que cada uno promete, así como la garantía de durabilidad.

A continuación dejamos puntos a considerar para elegir un equipo básico:

  • GUANTES
Al momento de elegir guantes de protección hay que advertir la sensibilidad al tacto y la capacidad de agarre, así como el nivel de protección más elevado.

Los guantes de protección deben ser de talla correcta, ya que la utilización de unos guantes demasiado estrechos puede, mermar sus propiedades aislantes o dificultar la circulación y unos guantes muy anchos reducen la capacidad de asir correctamente.

Elija preferentemente guantes con flocado (forro absorbente), para reducir el sudor y rozaduras producidas por las costuras.

  • MASCARILLAS
Importantes para no respirar polvo en las tareas de lijado o serrado, ni partículas volátiles de disolventes y esmaltes

Existen mascarillas higiénicas, mascarillas filtrantes y reutilizables. Las primeras son generalmente de papel e ideales para tareas sencillas. Las segundas cuentan con válvula respiratoria y son ideales para proyectos que incluyan material volátil, vapor de metales y niveles medios de polvo.

Por su parte, las mascarillas reutilizables, están destinadas para brindar protección extrema. Se sujetan con arnés y cuentan con filtros desechables. Son ideales para proyectos en donde existen partículas químicas nocivas

  • GAFAS
Son diseñadas por materiales plásticos duros, sin embrago, varían en diseño: patilla clásica con o sin protectores laterales, protectores envolventes y las anti empañamiento que además brindan protección solar y pueden estar graduadas.

Sin importar el modelo, es importante que se asegure de su comodidad y adaptación a su rostro. Si se caen o no ajustan, no solo pierden efectividad sino que se vuelven un factor de riesgo al trabajar.

  • CALZADO
En general, deben ser transpirables, cómodos y sujetar bien el pie. En cuanto a los aspectos de seguridad:

  • La punta debe estar reforzada, para evitar aplastamientos en los dedos. Puede llevar refuerzo metálico o no metálico.
  • La suela debe ser antiderrapante y antiperforante.
  • El tacón debe absorber energía, para evitar daños en los talones si resbalas.